Enllaç patrocinat

La llei de la Dependència, ja és en marxa

Temes sobre Persones Grans que no es poden valer per sí mateixes / Temas sobre Mayores que no pueden valerse por sí mismos

Re: La llei de la Dependència, ja és en marxa

EntradaAutor: fatec » dj. oct. 01, 2009 1:51 pm

http://paper.avui.cat/


Les ajudes als dependents

Eulàlia Solé / Sociòloga i escriptora

Fa dos anys i escaig que la llei de dependència va ser aprovada a l'Estat espanyol. Tot i que encara no s'han assolit molts dels objectius proclamats, ja hi ha persones que en són beneficiàries, profit que la majoria de vegades també redunda en les seves famílies. Aquest és un avenç en les prestacions socials que, malgrat tot, no ha representat cap millora pel que fa a la igualtat de gènere. Entre els països desenvolupats, l'Estat espanyol es troba a la cua en aquest sentit, de tal manera que l'atenció a les persones grans, impedides o malaltes, és a dir, dependents, segueix anant en especial a càrrec de les dones. És així en un 78% dels casos, cosa que repercuteix en la participació de les dones al mercat laboral, en el seu temps de descans, en la seva salut física i emocional.

OBSERVEM TOT SEGUIT, I BREUMENT, el context que ens envolta, dintre del qual s'està desplegant la llei de dependència. El lector pot trobar una àmplia i excel·lent exposició a l'article publicat pel sociòleg Sebastià Sarasa a la revista Societat Catalana 2008, mentre que aquí només farem algunes reflexions i interpretacions del que està succeint, o pot arribar a succeir.

EN PRIMER LLOC, REMARQUEM dos factors definitoris de la nostra societat: el progressiu envelliment de la població i la també creixent entrada de les dones en el mercat de treball. Vet aquí dues tendències que condueixen a una contradicció, atès que com més persones grans, més necessitat de cura, i com més dones treballant fora de casa, més dificultats per fer aquesta tasca. Òbviament, la darrera premissa es deriva de la resistència dels homes a assumir la part que els correspondria en l'atenció de les persones dependents. Una de les seqüeles més comunes és que les dones redueixin el seu horari laboral o que, senzillament, renunciïn a la seva ocupació externa. I en aquesta circumstància cal remarcar que el risc de pobresa és més gran per a les dones que no treballen fora de casa i, en conseqüència, per a les seves llars.

A DIFERÈNCIA DELS PAÏSOS del nord d'Europa, on es compta amb una bona xarxa de serveis a domicili i de residències geriàtriques, al sud és la família, ergo les dones, la principal proveïdora d'assistència. Una pràctica que la llei de dependència pretén modificar a través de prestacions socials de caràcter públic. Ara bé, quines són les principals característiques d'aquest sistema públic? Per una banda hi trobem les condicions per poder accedir a les ajudes, i per altra, l'índole d'aquestes ajudes. És sabut que, pel que fa al primer apartat, els barems inclouen tant el grau de dependència com la renda. Respecte del segon, les prestacions poden ser en metàl·lic o en forma de serveis.

PEL QUE FA A L'AJUT A LA FAMÍLIA en forma de diners, si per un cantó tendeix a mantenir els lligams de parentiu, per un altre no fomenta l'ocupació de professionals. I aquí sorgeix una pregunta: es tracta de beneficiar la persona impedida o de crear llocs de treball?

TAMBÉ ÉS CERT, PERÒ, QUE en relació amb les ajudes pecuniàries no hi ha cap garantia que siguin rigorosament utilitzades en pro del familiar depenent. I encara una darrera consideració, relativa al fet que l'auxili en diners pot incidir en el fet que les dones perpetuïn a la llar el seu tradicional paper de cuidadores. D'altra banda, l'ajuda en forma de serveis, siguin a domicili o subvencionant una residència, no hauria de significar un deixament de la responsabilitat dels familiars, que han de ser els primers implicats en el benestar dels seus parents.

AL CAP I A LA FI, PERÒ, actualment les prestacions més freqüents a l'Estat espanyol són de caràcter monetari, perquè l'oferta en forma de serveis encara és insuficient. La llei de dependència, qualificada de quart pilar de l'Estat de benestar, va avançant pas a pas, conscient la societat que tothom té dret a envellir amb dignitat. Pensar-ho ja des de jove no deixa de ser una mostra de seny.
Avatar de l’usuari
fatec
 
Entrades: 3859
Membre des de: dc. juny 28, 2006 10:38 am

Re: La llei de la Dependència, ja és en marxa

EntradaAutor: fatec » dl. nov. 09, 2009 10:27 am

http://www.lavanguardia.es/


Un grupo de expertos somete a examen la ley de Dependencia tres años después de su aprobación

  • El número de solicitudes y el coste de los servicios es superior al previsto
  • Los expertos piden que se sepa que el aumento se destina a pagar la Dependencia
  • El informe propone una prima regular o única como un seguro de dependencia

JOSEP PLAYÀ MASET

El Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) puesto en marcha hace tres años es insostenible. Así lo afirma el informe de cinco expertos elaborado a petición del Congreso que ha puesto sobre el papel las reiteradas quejas que formulan las comunidades autónomas y los usuarios ante los retrasos y las dificultades para el cumplimiento de la ley.

Guillem López Casasnovas, uno de los autores del informe presentado hace escasos días, considera que "se ha creado una dislexia entre las expectativas generadas por lo que se ha llamado el cuarto pilar del Estado de bienestar y la realidad posterior". Por un lado, se ha desbordado la demanda de solicitudes de ayuda, por encima de la media de otros países, y además el número de solicitudes admitidas ha sido también muy alto (más del 90%). Por otro, la oferta de servicios es la misma, ya que la ley no crea nuevas infraestructuras y servicios. Y estas disfunciones se han visto agravadas por la situación económica. "La memoria económica –dice López Casasnovas– se hizo en la fase álgida del ciclo, con un PIB expansivo, y hoy se demuestra que algunos cálculos, como las posibilidades de creación de nuevo empleo en ese sector, eran ridículos, se habló incluso de filón de puestos de trabajo". La inexistencia de más recursos sociales accesibles (residencias de día, rehabilitación, etcétera) se ha compensado con las prestaciones económicas, que acaban siendo la solución al problema planteado desde las familias. La ayuda al cuidador familiar debía ser una excepción y se ha convertido en la norma, pero eso dispara la factura.

Los autores del informe aseguran que la solución pasa primero por priorizar las necesidades y segundo por buscar nuevas fórmulas de financiación. Es decir, dar absoluta prioridad a la gran dependencia y garantizar su acceso universal, aunque eso signifique retrasar la entrada en el sistema de otros usuarios con dependencias leves o moderadas. Sobre esa propuesta existe cierto consenso, incluso por parte del secretario general de política social y consumo del PSOE, Francisco Moza, que en cambio rechazó en el Congreso todas las propuestas de refinanciación.

En el informe han participado Guillem López Casasnovas, catedrático de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y experto en economía sanitaria; Montserrat Cervera, consultora y ex directora general del Institut Català d'Assistència i Serveis Socials; José Antonio Herce, analista financiero de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada; Gregorio Rodríguez Cabrero, catedrático de la Universidad de Alcalá, y Simón Sosvilla, catedrático de la Universidad Complutense y uno de los redactores del libro blanco sobre la ley de la Dependencia.

Carme Capdevila, consellera de Acció Social, considera que el año 2010, en el que no entra ningún grupo nuevo en el sistema de la dependencia, debe aprovecharse para realizar una evaluación del modelo y para plantear cómo se puede pagar. "Tal como se hizo en Alemania o en Francia, hay que aprovechar el 2010 para hacer un replanteamiento, garantizar la protección a los más necesitados y analizar cómo se afrontan los próximos años, y esto es una responsabilidad del Consejo Territorial de la Dependencia". El diputado de CiU Carles Campuzano va más allá y pide "un amplio acuerdo político" para "revisar la ley".

La ley de la Dependencia estaba pensada inicialmente para la gente mayor y sólo en el último momento se amplió. Sin embargo, hay coincidencia también en que los baremos para la entrada en la dependencia deben revisarse especialmente para los casos de salud mental y algunos tipos de discapacidad intelectual. Asimismo, hay acuerdo generalizado entre las comunidades autónomas de que los procedimientos han de ser garantistas y deben simplificarse.

Pero el gran debate se centra en la financiación. Los expertos han propuesto hasta ocho fórmulas para pagar la dependencia que han levantado ampollas. Incluso la consellera Capdevila, muy favorable en general a las tesis del citado trabajo, considera que las propuestas "son de tono muy liberal" y prefiere otras alternativas, sin especificarlas. "Es cosa del Estado, no es nuestro problema", añade.

El Gobierno calla, pero el diputado Francisco Moza (PSOE) ha rechazado todas las propuestas, excepto la del aumento del IVA, que ya ha sido adoptada. López Casasnovas matiza que si hay un aumento del IVA se debería especificar que es para gasto social y que la población lo pueda ver. Del resto de las fórmulas propuestas, el catedrático de la UPF destaca la prima única a los 65 años (o antes), lo que supondría establecer un seguro de dependencia (pagadero contra patrimonio o como parte de un esquema de hipoteca inversa). Otra fórmula similar serían las primas regulares, consistentes en un seguro obligatorio de dependencia a partir de cierta edad (equivalente a una cotización). En todo caso, dice, "es necesario hacer una pedagogía previa" y a lo mejor "animarla fiscalmente, con un paternalismo libertario a la sueca". Otras fórmulas son establecer una cotización social adicional a la que ya existe para las pensiones; crear un impuesto subyacente sobre el patrimonio o recurrir a los impuestos generales.

Los redactores del informe son conscientes del rechazo que concitan algunas de estas propuestas. Pese a ir contracorriente, López Casasnovas defiende incluso la persistencia del impuesto de sucesiones, pero propone que sea finalista, es decir, destinado a mejorar la ayuda a la dependencia. "Lo siento, la situación es dramática y nuestra obligación es ofrecer soluciones, no ser un placebo para el Gobierno", dice a modo de conclusión.
Avatar de l’usuari
fatec
 
Entrades: 3859
Membre des de: dc. juny 28, 2006 10:38 am

Tres años de protección de la dependencia

EntradaAutor: fatec » dl. des. 21, 2009 10:35 am

http://www.elpais.com/


Una ley para mejorar la vida
La norma que protege a los dependientes cumple hoy tres años y tiene reconocidas a casi medio millón de personas
Algunas cuentan su experiencia


CARMEN MORÁN - Madrid

La Ley de Dependencia cumple hoy tres años y en España hay ya 463.303 personas que están disfrutando de una de las ayudas previstas. Más de la mitad (54,57%) son mayores de 80 años y un 21% pasan de los 65. Las mujeres beneficiarias de una prestación suponen el 67% del total de los atendidos. Y son también mujeres las que están ayudando a que la ley funcione, porque son la inmensa mayoría de los cuidadores, una actividad que ahora se reconoce con una paga que ronda los 300 euros, en función del grado de dependencia del solicitante. La ayuda económica para el cuidador familiar es la prestación más extendida, y en algunas comunidades es prácticamente la única ayuda existente. Pero hay también miles de personas en residencias o en centros de día. Un 8% de los solicitantes de una prestación que han sido valorados no ha obtenido la puntuación suficiente para tener derecho a una ayuda.

La Ley de Dependencia está llamada a ser también una formidable cantera de creación de empleo cuando alcance su velocidad de crucero. En estos tres años son alrededor de 100.000 los puestos de trabajo que se han generado, sobre todo vinculados a las residencias geriátricas y centros de día. Y falta aún por desarrollarse a fondo la atención profesionalizada a domicilio. Éstas son algunas personas que han mejorado su vida gracias a esta ley cuya implantación completa se prevé para 2015.

JULIA PINEDO, 84 AÑOS. ALBACETE Cariño y calidad

La muerte de uno de sus hijos y después la de su marido han deteriorado por completo las ya precarias condiciones físicas de esta anciana. Para mayor sufrimiento, Julia Pinedo mantiene la cabeza perfecta. Sus hijas y nueras se ocupan de ampliar su bienestar todo lo posible, de consolarla cuando se queja, de calmarla cuando maldice, de entretenerla cuando se quiere morir. Diabética, con la visión casi perdida y con calmantes por la mañana y la noche, la familia la ha cuidado antes y la cuida ahora, con una diferencia: cada mes, Julia recibe en su cuenta el ingreso de "trescientos euros y pico", la ayuda que le corresponde por la Ley de Dependencia. Ese dinero lo administra a placer, lo reparte entre sus cuidadoras, les hace regalos... Cada semana, por turnos, una hija o nuera se traslada a casa de la abuela y hace allí vida completa. "Esta ayuda no compensa los estragos psicológicos, ni el trabajo que se desempeña, pero nunca viene mal, estamos contentos. Lo hubiéramos hecho igual. Además desde la solicitud, recibimos la ayuda en cuatro o cinco meses, un plazo razonable", dice su yerno, Lucas Moreno.

La familia valoró el ingreso en una residencia, pero decidieron que preferían seguir atendiendo a la abuela en casa. "Somos muy familiares y ella tiene una atención de calidad: tiene el cariño de su hija y de sus nueras, que son como hijas también. Lo psicológico es muy importante en estos casos", dice Moreno.

JOSÉ ANTONIO SOJO, 75 AÑOS, LOGROÑO El respiro diario

El alzhéimer sorprendió a José Antonio Sojo hace pocos años y lo hizo con una rapidez inusitada. Se acabó la pesca, su afición preferida, y se metió en casa, acreedor por momentos de más y más cuidados, de los que se encargaba su mujer, Martina Loma. Y lo sigue haciendo, pero, a sus 70 años, los achaques tampoco le permiten dedicar todas las atenciones que quisiera. "Soy diabética y tengo una rodilla que ya está pidiendo una operación, necesitaba cuidarme un poco". La ayuda que en otros sitios aún esperan cientos de dependientes, Martina la tiene desde hace unos años: su marido va a un centro de día por la mañana y vuelve a las cinco y media de la tarde. A esa hora, el matrimonio da un paseíto y vuelve a casa. El centro de día Zona Sur, del Gobierno de La Rioja, les queda cerca de casa, aunque es una furgoneta la que se encarga de los traslados cada día. "Estoy muy contenta, en el centro también me dan consejos para atenderlo, me lo preparan cuando lo llevo al médico, viene con estatuillas de haber ganado el concurso de mus, trae deberes para hacer, muy bien, muy bien", dice Martina.

JUAN GIL MOLINA, 71 AÑOS CÓRDOBA Un belén en la residencia

Juan Gil Molina tiene tres hijas en Barcelona, pero "por circunstancias de la vida" él ha recalado en una residencia en Córdoba, hasta donde llegó "improvisadamente" cuando enfermó de cáncer. Parco en palabras, a Juan se le nota animado, al menos por teléfono. Contento de que le hayan concedido la ayuda de la dependencia y pueda estar en esa residencia. Tiene amigos allí y ni una queja del personal, hasta las comidas le parecen estupendas. ¿Juega usted con los amigos? "No, juegos, no". ¿Saldrá a pasear, a tomar el sol? "Unas veces hace sol y otras, no". ¿Y qué es lo que hace en la residencia? "Descansar, no hago nada". Pero no es del todo cierto: "Hemos hecho un belén. Precioso, lo han montado las chicas aquí, precioso, usted lo verá en las fotos. Le va a gustar", dice.

La musiquilla del teléfono da vueltas mientras Juan camina por los pasillos de esta residencia que el Grupo Vitalia tiene en Córdoba para atender la llamada. Viene de la peluquería.

"Hay que ponerse guapo para la Navidad". A Juan no le sacan de este centro a menos que le toquen "tres o cuatro millones"; entonces, se iría él mismo. "Eso también se lo digo con toda claridad". Junto a él está Carmen, una pariente, que va en silla de ruedas, dice, y que también menciona el "precioso nacimiento" que han montado.

¿Así que no se aburren en la residencia? "¿Aburrirnos?, qué disparate", dice Carmen. "Son todas simpatiquísimas". "¿Éstas? Están todas locas perdidas", añade Juan. "Bueno, usted ya me entiende, claro".

CLARA ISABEL RIESGO HERRERA, 27 AÑOS, SEGOVIA El trabajo... y la boda

La carrera acabada, las oposiciones sin plaza, contratos de seis meses. "Y se cruzó la crisis. Estaba trabajando en una farmacia, pero nunca he sido mileurista, porque en ese empleo no llegaba a los mil euros y ahora los paso", se ríe Clara Isabel Riesgo, trabajadora social en Cuéllar (Segovia). La Ley de Dependencia ha obligado a movilizar a cientos de trabajadores sociales para visitar a los beneficiarios en sus casas, examinarlos y preparar el papeleo para que opten a una de las ayudas previstas.

En Castilla y León el personal en ayuntamientos y diputaciones se ha incrementado en más de 400 personas. Clara Isabel es una de ellas. Algunos días hace trabajo de oficina y otros de campo: va a visitar a los dependientes que han solicitado una ayuda. "Hago las valoraciones, consulto a las familias sobre la ayuda que necesitan y estamos empezando a hacer un seguimiento de los casos en que se conceden", resume.

El empleo no es definitivo, pero cada vez que vence su contrato los compañeros presionan para que se lo renueven porque la nueva ley ha doblado las tareas de los trabajadores sociales. "Necesitan estos refuerzos", dice optimista esta mujer de 27 años. "Necesito más estabilidad laboral para tener hijos, pero, por lo pronto ya me he casado. Estamos pagando el piso", contesta. Clara Isabel también depende ya de la Ley de Dependencia.



Tres años de protección de la dependencia
Una norma necesaria que va a distinta velocidad
Aún no se ha logrado la armonización de los servicios de las comunidades

C. M. - Madrid

La implantación de la Ley de Dependencia no admite un balance global porque las diferencias entre comunidades son muy acusadas. Nadie discute, sin embargo, la pertinencia de una ley que se aprobó con un amplísimo apoyo parlamentario. "Ha supuesto un avance significativo en la protección social al consolidar derechos subjetivos y universalizar la cobertura. Lo importante es que casi medio millón de ciudadanos han recibido ya una prestación o servicio y han visto mejoradas sus condiciones de vida", afirma José Manuel Ramírez, presidente de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

En este tercer cumpleaños, Luis Martín Pindado, presidente del Consejo Estatal de Personas Mayores, pide "paciencia" para la implantación de una ley que ha seguido "pasos similares, también en el tiempo, a los que han dado en otros países con leyes parecidas".

Patrocinio de las Heras, una histórica en el campo de los servicios sociales, se congratula del "despegue que han experimentado los derechos de los ciudadanos en este ámbito", dice. Comprende que "implantar un sistema como éste requiere de unos primeros años de experimentación y de innovación con nuevas prácticas" y solicita que "se elabore un mapa con la red de centros necesarios".

La escasez de servicios para atender las necesidades de los ciudadanos es, efectivamente, una de las carencias que han desvirtuado el espíritu de esta ley, que prima los servicios frente las ayudas económicas. Más de la mitad de las prestaciones concedidas hasta la fecha son económicas. "Demasiados subsidios, sin garantía ni control", critica el presidente de la Fundación Edad y Vida, Albert Vergés. "Lo que era excepcional se está convirtiendo en norma. Es necesario aún que cambie el modelo y se profesionalicen las ayudas", afirma Vergés. La Fundación Edad y Vida también reivindica criterios idénticos en las comunidades para montar negocios de este tipo. "Esta dispersión de requisitos está poniendo en aprietos al sector", dice.

Con esta opinión coincide Miguel Barrachina, de la Comisión de Asuntos Sociales del Partido Popular. "Esperábamos que esta ley armonizara los 17 sistemas de servicios sociales que ya existían en las comunidades pero se está demostrando que idénticos problemas se tratan de forma distinta en cada sitio. Hay una generalizada frustración". En CiU, el portavoz de Asuntos Sociales en el Congreso, Carles Campuzano, también cree que el modelo aprobado "no está dando respuesta a los ciudadanos" y subraya la "insostenibilidad financiera del sistema, que no aguantará a medio ni largo plazo".

Consciente el Gobierno de lo mucho "que queda por hacer", el secretario general de Dependencia, Francisco Moza, resalta que "de las casi 470.000 personas que ya reciben cobertura, 275.000 han entrado este año". Moza explica que el Gobierno está modificando el baremo con el que se determina la discapacidad de cada persona para que recoja fielmente a aquellos colectivos de discapacitados a los que no se les valoraba correctamente; también "se están modificando los trámites para agilizar la burocracia. El año que viene será clave".
Avatar de l’usuari
fatec
 
Entrades: 3859
Membre des de: dc. juny 28, 2006 10:38 am

Gairebé 99.500 persones reben l'ajut de dependència

EntradaAutor: fatec » dc. des. 30, 2009 12:28 pm

http://paper.avui.cat/societat/detail.php?id=180815


Gairebé 99.500 persones reben l'ajut de dependència
S.P.

Gairebé 99.500 persones reben en aquests moments a Catalunya algun tipus d'ajuda per la seva condició de dependents, però n'hi ha unes 35.000 que estan pendents de rebre l'ajut. Segons les dades que va donar a conèixer ahir la consellera d'Acció Social i Ciutadania, Carme Capdevila, del total de 187.098 valoracions que han fet els professionals acreditats, n'hi ha 133.492 que tenen dret a rebre una prestació. Això vol dir que encara hi ha una llista d'espera d'unes 35.000 persones.

Del total de valoracions fetes, la meitat corresponen a grans dependents i el 27% a persones amb dependència moderada. El perfil majoritari del sol·licitant per acollir-se a la llei de la dependència és una dona (65%), de més de 80 anys (60%), que viu a les comarques de Barcelona (51%), viu a casa seva (81%) i té un cuidador no professional (54%).

Capdevila va destacar l'augment del ritme de valoracions: si el maig del 2007 se'n feien 4.832 al mes, al novembre s'ha arribat a superar les 9.000. Pel que fa als ajuts, gairebé el 70% són prestacions econòmiques per pagar un cuidador no professional, un assistent personal, el servei d'ajuda a domicili o una plaça de residència.

Acció Social i Ciutadania ha destinat aquest any 585 milions d'euros al pagament de les prestacions a persones dependents, mentre que el 2008 hi va destinar 346 milions.
Avatar de l’usuari
fatec
 
Entrades: 3859
Membre des de: dc. juny 28, 2006 10:38 am

Re: La llei de la Dependència, ja és en marxa

EntradaAutor: fatec » dj. abr. 08, 2010 1:39 pm

http://www.inforesidencias.com/noticias ... IDNot=1362


PREOCUPACIÓN POR EL DESLIZAMIENTO DE LA LEY DE DEPENDENCIA

A raíz de las últimas declaraciones de la Ministra de Sanidad sobre su propósito de impulsar la formación de familiares de personas en situación de dependencia para asegurar su cuidado en el domicilio, algo que ha alarmado a todo el sector geroasistencial, la Fundación Edad&Vida ha denunciado que la Calidad, principio bajo el que se rige la Ley de Dependencia, pierde su fuerza y razón de ser. Las necesidades de las personas dependientes no se verían satisfechas bajo el cuidado de parientes ya que son los profesionales sanitarios y sociales los que realmente conocen y saben actuar para defender la calidad de vida de las personas mayores.

La Fundación Edad & Vida, asegura que los principios bajo los que se rige la Ley de Dependencia, Universalidad, Calidad y Sostenibilidad en el tiempo, no están, actualmente reflejados en los servicios que se prestan a las personas dependientes.

En este sentido, sorprende que una situación como la del cuidador en el entorno familiar que la Ley de Dependencia, en un principio, señalaba como caso excepcional obtenga ahora casi el 52% de las prestaciones otorgadas a las personas con dependencia.

>> Seguir llegint l'article

.
Avatar de l’usuari
fatec
 
Entrades: 3859
Membre des de: dc. juny 28, 2006 10:38 am

Anterior

Torna a: Dependència

Qui està connectat

Usuaris navegant en aquest fòrum: No hi ha cap usuari registrat i 2 visitants

cron

gentgran.org és una producció de Fatec, Federació d'Associacions de Gent Gran de Catalunya
Contacte: Correu electrònic fatec@gentgran.org - Telèfon 932.150.233 (laborables de 9 a 15 hores)